Epilepsia Barcelona

Tratamos a nuestros pacientes como nos gustaría ser tratados

Slide 1

Epilepsia y conducción: calidad de vida y riesgos

Aproximadamente 50 millones de personas en el mundo tienen epilepsia según la Organización Mundial de la Salud. En un país como Estados Unidos, donde es muy necesario conducir, 73% de las personas con epilepsia tienen carnet, comparado con el 94% de la población adulta general. Poder conducir es importante para la calidad de vida e imprescindible para ciertos trabajos. Hay que decir que la responsabilidad última de decidir si un individuo es o no apto para conducir la tiene el estado y no el neurólogo, aunque este tiene que informar adecuadamente de la situación clínica del paciente.

Las condiciones necesarias para conducir varían de país a país y a veces entre distintos estados de la misma nación. Por ejemplo en muchos estados de Estados Unidos se necesita tener un intervalo libre de crisis de 3 meses, pero en España se requiere un año. Si se tienen únicamente crisis durante el sueño o crisis sin pérdida de conocimiento o movimientos bruscos que durante al menos un año, se puede conducir.

La razón más frecuente por la que los pacientes con epilepsia no controlada conducen es el miedo a perder el empleo ( Polychronopoulos et al, Neurology, 2006).

Leer más...

Factores principiantes de crisis en Epilespia: lo que hay que evitar

En epilepsias de difícil control, pueden alternar temporadas en las que las crisis permanecen relativamente controladas con otras de empeoramiento brusco, que limitan la independencia del paciente y empeoran su calidad de vida.

Algunos cambios de medicación, principalmente la bajada de dosis sobre todo si es brusca, pueden causar empeoramiento. Pero también se produce lo que se ha llamado empeoramiento paradójico por aumento de dosis o por exceso de medicación. En este caso, tener más crisis puede ser una manifestación más de intoxicación, junto a otras como confusión, mareo o desequilibrio.

En determinadas epilepsias hay que evitar ciertos tipos de fármacos, que pueden agravar ciertos tipos de crisis. Por ejemplo se desaconseja la utilización de lamotrigina en pacientes con síndrome de Dravet.

Hay también factores externos que pueden empeorar la epilepsia. Estos se revisan con detalle en un artículo publicado recientemente en Epilepsy and Behavior (Bartolini and Sander, 2019).

Los precipitantes externos de crisis más conocidos son el estrés emocional, la deprivación de sueño y el cansancio. Se conocen a través de lo que cuentan los pacientes y son muy objetivos.

Leer más...

Muerte súbita en Epilepsia: ¿Podemos predecir que pacientes tienen especial riesgo?

Los pacientes con epilepsia, sobre todo los que tienen crisis mal controladas a pesar de la medicación (epilepsia refractaria), tienen riesgo de morir prematuramente debido a lo que se ha denominado SUDEP (muerte súbita en epilepsia). Parece que la disfunción del sistema respiratorio y cardiovascular que tiene lugar inmediatamente después de las crisis convulsivas puede contribuir a estas muertes. No se sabe exactamente, pero puede relacionarse con un fallo respiratorio central progresivo, hasta la apnea (falta de respiración), seguido por parada cardiaca.
Recientemente, ha habido dos artículos que han revisado el tipo de disfunción respiratoria y los niveles bajos de oxígeno que se ven en pacientes que tienen crisis convulsivas mientras están en unidades de monitorización.

Leer más...

Últimas notícias

¿Dónde estamos?

NEUROGRUP

Cerignola, 14
Barcelona 08022

(+34) 932 118 991
(+34) 932 531 879

 

Más información